Mistress por teléfono erótico barato

Dominadora sádica y viciosa busca esclavito cachondo por teléfono. A mí los hombres me gustan de rodillas mientras me lamen los pies.  Me encantan los hombres a cuatro patas, se le ve bien el culito que está allí listo para azotarlo y se le ve bien también el badajo colgado entre sus piernas. Lo que me encanta es humillarlos, lo que me encanta es insultarlos y obligarlos a hacer lo que yo mando.

El sexo sado maso por teléfono es fenomenal. Todavía más humillante. Siempre juego a que lo que estás haciendo es llamar a tu jefa, tu jefa viciosa y mandona que te obliga a prácticas eróticas y sucias. Todo esto me da mucho morbo. Te obligaré a sacarte la polla delante de mí, te obligaré a mirarme mientras me toco  cachonda los pezones y luego me pongo un dedo en mi panochita, picadomela sin que tu puedas hacer nada, ni tocarme, ni tocarte. Y si te empalmas te insultaré, te tomaré el pelo y te obligaré a ponerte de rodillas delante de mi pidiéndome disculpa, porque un empleado no puede empalmarse delante de su jefa, ni siquiera si ella se está masturbando delante de él.

Conmigo descubrirás cuanto pervertida puede ser una mistress por teléfono. La mía es una línea erótica sado maso para gozar del mejor sexo telefónico con chicas mexicanas de Estados Unidos.

Llámame pequeño esclavo y arrodíllate delante de mi.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *